Jean-Honoré Nicolas FRAGONARD

Desde que lo vimos por primera vez a principio de curso, me llamó mucho la atención, y especialmente una de sus obras, que me gustó muchísimo… y me sigue gustando.

El Columpio. 1767

El Columpio. 1767

Jean-Honoré Nicolas Fragonard. 1732-1806. Fue un pintor francés discípulo de Chardin y Boucher.

Convertido en uno de los mayores representantes de la pintura del S. XVIII, Fragonard destaca especialmente por sus escenas galantes. Éstas estaban inspiradas en la sociedad de su tiempo, a las que añade cierto tono picante y erótico. En general, su pintura aborda temas de galantería y mitología, tratados de manera frívola y superficial.

Psique enseñando a sus hermanas los regalos de Cupido. 1753

Psique enseñando a sus hermanas los regalos de Cupido. 1753

“Buena parte de la educación artística de Fragonard fue meramente personal suya. Se formó en correrías de investigación por las calles, plazas y edificios de París, observando, tomando notas y procurando reproducir la memoria de los cuadros célebres que veía en las iglesias.”

La Tormenta. 1759

La Tormenta. 1759

Blind Man’s Bluff. 1769-1770

Blind Man’s Bluff. 1769-1770

“Durante tres años Fragonard se formó en la escuela de Boucher, y allí indudablemente bebió el gusto de sus carnaciones voluptuosas y ese acento de sensualidad que le ha valido tantas veces epíteto de pintor erótico. En este género debía triunfar.”

El progreso del amor: la persecución. 1773

El progreso del amor: la persecución. 1773

El progreso del amor: El reencuentro

El progreso del amor: El reencuentro

A Young Girl Reading. c.1776

A Young Girl Reading. ca 1776

En 1752, ganó el Prix de Rome. Una especie de beca escolar que el gobierno francés concedía a algunos afortunados estudiantes que debían mostrar sus habilidades en un concurso. Fragonard se hizo con el premio en la modalidad de pintura. La beca concedía al premiado una estancia de cuatro años en la Academia de Francia en Roma, lo que le permitió estudiar a los maestros del Renacimiento italiano.

Su vida transcurrió mayoritariamente entre Francia e Italia. Una vida durante la que realizó numerosas obras. Escenas de costumbres, familiares o mitológicas, paisajes, retratos… Trabajó además para mecenas privados, entre los que cabe señalar a Madame du Barry, quien le encargó la decoración de su palacio, considerada una de las obras maestras del artista.

El Cerrojo. Ca 1778

El Cerrojo. ca 1778

Un aspecto que cabe señalar, es que la vida conyugal (pues se casó en 1769) transformó las costumbres y la pintura de Fragonard, adoptando una línea más moralizante, interesándose por las escenas bucólicas y pastoriles.

The Fountain of Love. ca 1785

The Fountain of Love. ca 1785

La Revolución Francesa puso fin a la demanda de obras de género galante y desgraciadamente, los últimos años de su vida, transcurrieron en la miseria. Murió en París casi en el olvido. Fragonard resume en su obra las aspiraciones del S. XVIII, con sus contrastes y contradicciones.

El beso robado. 1788

El beso robado. 1788

Uno de los aspectos que más me gusta de su pintura es ese ambiente onírico que envuelve muchos de sus cuadros. El rococó es un estilo por el que siento además especial predilección. Y la doble lectura que ofrecen muchas de sus obras me parece muy interesante.

Venus and Cupid (The Day)

Venus and Cupid (The Day)

Aurora

Aurora

Éste es quizás uno de los grandes descubrimientos que he hecho este cuatrimestre con la asignatura Historia del Arte. Es decir, la historia que se desprende de los cuadros, fijarnos en la composición, los elementos, las figuras… todo ello, que parece obvio, era algo que no hacía anteriormente al ponerme delante de un cuadro. Podía intuir que la obra era importante, pero no sabía porque. Por ejemplo, te cuentan y oyes que Las Meninas es uno de los cuadros más destacados e importantes de la pintura española, pero por mí mismo no sabía encontrarle el porqué. Sin embargo, después de haberlo estudiado, empiezo a apreciar muchos aspectos de la obra que antes desconocía.

Por tanto, digamos que mi curiosidad respecto al arte ha crecido muy considerablemente. Para mí los cuadros son ahora otro mundo, de alguna manera, se me han abierto los ojos.

Me parecía adecuado añadir una última reflexión personal, pues parte de esta aventura finaliza hoy. Pero, ¿quién sabe? Puede que esto no sea el final, sino tan sólo, un hasta luego.

Autorretrato. 1760-70

Autorretrato. 1760-70

Anuncios

2 Respuestas a “Jean-Honoré Nicolas FRAGONARD

  1. Por favor, CB12, casi me pongo a llorar de la emoción. El cuadro de La Lectora visto al natural es impresionante. ¡Qué factura! ¡Qué colorido! Me deja de piedra que te haya gustado. No suele ser el favorito entre mis estudiantes. A mí me encanta…

  2. Jajajaja La verdad es que ese cuadro fue todo un descubrimiento para mi. Otra maravillosa obra de Fragonard. Me gustó especialmente el colorido, como bien apuntas. Ese amarillo del vestido de ella fue lo primero que me llamó la atención. Estupendo cuadro. Y en general, toda su obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s