Moda y arte.

He estado indagando acerca del desarrollo en el mundo de la moda a o largo del último siglo y me he encontrado con la colección de fotos de Yves Saint Laurent y de Marithe Girbaud sobre distintos cuadros de artistas famosos. Las imágenes son representaciones bastante fidedignas de obras pictóricas de renombre como Fragonard, Da Vinci o Manet. Y es que, aunque nuestro concepto de moda quede completamente relegado a prendas combinables, no hay que olvidar que en última instancia se trata de un tipo de arte, o cuanto menos, está inspirado en el mismo.

La moda y el arte se han visto aunadas más recientemente con el desarrollo de la industrialización y las primeras expansiones económicas a escala global. Es a finales del siglo XIX, cuando la moda adquiere un carácter importante en la Europa Occidental y el Nuevo Mundo, llegando a instaurarse París como cuna y sede de diseñadores de todo tipo.

La “bohème” del París del Modernismo a principios del XX, el cosmopolitismo y el exoticismo se apropiaron de las tendencias artísticas del momento. La moda en las clases nobles o burguesas de alto rango era similar en distintos puntos de Europa, sin embargo los trajes regionales de los sectores rurales o de bajo estrato social no se vieron afectados. La vestimenta de la mujer cambió radicalmente con el salto secular, se liberó del corsé opresor del XIX para dar paso a los encajes, las puntillas y las faldas holgadas. El hombre en general pasó a vestir de colores más neutros, completamente negro.

Pero bueno, todo esto como curiosidad, porque pese a que me gustaría hacer un repaso por la moda de todo el siglo XX, me andaría por las ramas y no terminaría nunca, así que procedo a comentar las obras que he encontrado.



Esta fotografía de la colección de Girbaud es una de las más controvertidas del momento, y es que en varios países se ha retirado de los carteles publicitarios debido a la particular interpretación que hacen de “La última cena” de Leonardo. Lo primero que llama la atención es el hecho de haberla interpretado como una cena en la que todos sus integrantes son mujeres ( a excepción del torso masculino del que hablaré más adelante). La Iglesia católica ha quedado consternada ante el uso de símbolos cristianos en la obra (paloma, cáliz, etc.), así como por la interpretación del Cristo como mujer y los ropajes que llevan todos los integrantes del cuadro.

Los modelos imitan a la perfección todas las poses de las figuras de Leonardo, hasta sorprende la meticulosidad de la colocación de los pies por parte de los mismos. Quizás lo más relevante de la pintura y la gota que colmó el vaso para los religiosos cristianos fue la muejr abrazando al hombre de torso desnudo.
En la pintura de leonardo, la figura que corresponde al hombre desnudo de la foto es San Juan Evangelista, uno de los apóstoles. Si alguno de vosotros se ha leído el libro del Código Da Vinci verá como la interpretación de Dan Brown de esta obra coloca a una María Magdalena en el lugar de San Juan, aludiendo a sus rasgos femeninos en la pintura. Lo cierto es que la representación del apóstol Juan a lo largo de la historia ha sido la imagen de un muchacho jovial de largos cabellos e imberbe, que nos transmite pureza e inmadurez, y que estuvo a los pies de la cruz con el Señor.

De todos modos Girbaud decide tomar las interpretaciones de moda de Brown para componer su fotografía, haciendo que haya sólo once apóstoles y un hombre, dejando abrupto el tema de la falta de un apóstol.
Así pues el hecho de representar a el hombre con la espalda al descubierto también fue motivo de crítica.
Según Martihé Girbaud, ella pretende exponer una visión alternativa del mundo y de la obra de Da Vinci.



La siguiente fotografía del diseñador Yves Saint Laurent para exponer su colección de invierno está claramente basada en el cuadro de Edouard Manet de “El almuerzo en la hierba”  (Dejeneur sur l’herbe) de 1863. Al igual que en las fotografias de Girbaud, YSL decide sustituír los personajes hombres por sus antagónicos, e invertir a su vez el tema del desnudo y la vestimenta, mostrando en la fotografía a una mujer de mirada desafiante y seductora, segura de sí misma, con un aspecto masculino muy marcado en contraposición con la dulzura de la muchacha de Manet. Los hombres aparecer semi-incorporados sobre sus brazos en ambas composiciones, sin embargo, en la fotografía ambos dos se miran entre ellos, mientras que en el cuadro el que está más próximo a la muchacha dirige su mirada al espectador. Cabe mencionar la presencia de bodegón en ambos cuadros y la ausencia de la muchacha de la pintura en la fotografía. Por último, me ha sorprendido la manera de retratar la foto, ya que hay carencia absoluta de luz, creando un tenebrismo que me recuerda al de Caravaggio y un claroscuro que nos da una sensación, a mi modo de ver, bastante fría.

kate-moss-sorrenti-ysl-fragonard-le-verrou
Fragonard_Le_Verrou_1778

Esta vez la comparación es con un cuadro al óleo de Frangonard que se encuentra en el Museo del Louvre. “Le verrou” (traducido la cerradura), que data de 1777. Al igual que en el cuadro anterior, la protagonista de la fotografía es Kate Moss, quien representa al hombre en la fotografía, habiendo cambiado de nuevo los roles entre mujer y hombre.
La fotografía es una ampliación del cuadro, centrándose en las dos figuras humanas y la cerradura. Se puede observar el extraordinario empeño que han puesto en que la puerta y la cerradura del cuadro sean la misma, así como en la incidencia de la luz y la posición de la mano de la actriz. Los ropajes por el contrario son oscuros, no blanquecinos como en el cuadro, sin embargo las telas vaporosas de ella  recuerdan a las faldas de la dama del cuadro, ya que van ambos en la misma dirección. Por último en la esquina de arriba a la izquierda de la foto se divisa un pequeño trozo de tela rojiza recreando los ropajes de la cama.

robe-picasso-43195
02laurnet.xlarge11

Pero Yves Saint Laurent no tiene solo una colección de fotografías inspiradas en cuadros, sino que existen más modelos de sus vestidos inspirados en los mimos, como por ejemplo los de las últimas fotografías, basados obviamente en Picasso.

Anuncios

3 Respuestas a “Moda y arte.

  1. Desde luego la imaginación de muchos fotógrafos nada tiene que envidiar a la de algunos pintores. Me ha gustado la entrada!

  2. Muchas gracias, la verdad es que la quería continuar porque tengo algunas imágenes más. La editaré más adelante o añadiré una segunda parte 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s